Los clásicos rivales

La competencia deportiva da siempre lugar al surgimiento de rivalidades. Ya sea por historia, pertenencia barrial o producto de férreos enfrentamientos dentro del campo de juego a lo largo de los años, los partidos entre determinados equipos toman una importancia particular. Para los hinchas, son momentos vitales, parte del folclore del fútbol y que determinan si van a convertirse en fuente u objeto de burlas para los simpatizantes del club antagónico. Los jugadores, en cambio, pueden encontrar en una victoria una mejora anímica y la posibilidad de revertir un mal desempeño en un torneo. Por último, muchas veces el ganar un clásico representa la oportunidad para el cuerpo técnico de salvar una temporada plagada de resultados negativos y conservar su cargo en un club.

Con su larga trayectoria en el Asce2911nso, el Club Sacachispas ha cosechado una larga lista de equipos con los cuales la competencia toma un color especial: Deportivo Riestra, Deportivo Laferrere, Claypole, Yupanqui, Lugano, Barracas Central y Colegiales. Teniendo en cuenta la dinámica de los campeonatos de estas divisionales, los ascensos y descensos de los diferentes clubes dan lugar a que estos clásicos no se repitan todos los años.

De esa lista, es sin dudas el Club Deportivo Riestra la institución que más rechazo provoca entre los simpatizantes del “Lila”. El origen de esta rivalidad tiene un tinte geográfico: ambos clubes fueron fundados en la zona sur de la Ciudad de Buenos Aires, con sedes en los vecinos barrios de Villa Soldati y Nueva Pompeya, y sus estadios se sitúan muy próximos también en Soldati. Si bien la fundación del “Blanquinegro” antecede a la de Sacachispas por más de una década, la extensa participación de estos equipos en los torneos de Primera C y Primera D dio lugar a ese vínculo especial que se mantiene hasta el día de hoy. En la actualidad, el eterno rival se encuentra disputando el campeonato de Primera B.